NO SON EMPANADILLAS, SON EMPANADAS

La empanada es todo un mundo en si misma. Te comprendemos si te asalta la duda y nos llamas empanadillas. Pero amigo ya sabes que las apariencias engañan, y en este caso así es. Las diferencias entre las empanadas y las empanadillas son muchas, desde el relleno a la elaboración de su masa.

  • La empanada, de masa fina y ligera hecha al horno, lleva rellenos muy elaborados, como si se tratase de la preparación de un plato dentro de una empanada. Y además se come bien calentita.
  • La empanadilla, sin embargo, se come fría. Sus rellenos son más sencillos y su masa es más gruesa y crujiente.

Como aperitivo, para comer o para cenar, en nuestros locales te ofrecemos más de 20 variedades de empanadas caseras para que no te quedes solo con el sota, caballo y rey. De carne, picantes o no, veganas, vegetarianas…

¿Te apuntas?

2020-02-18T16:48:36+01:00